Carrito Carrito
Su carrito está vacío
Hospices de Beaune: la mítica subasta de Borgoña recauda más de 23 millones Hospices de Beaune: la mítica subasta de Borgoña recauda más de 23 millones

La subasta de vino más antigua del mundo, la famosa venta anual de los Hospices de Beaune, ha sido celebrada este domingo bajo una nueva estela de éxito, con un total recaudado de más de 23 millones de euros. Esto la posiciona como la segunda de las mejores ventas de la historia de este gran evento mundial del vino, que representa en parte el alma de los grandes vinos de Borgoña a la vez que un gran embajador de la región.

Por Cèlia Rodríguez, 20 nov 2023 3 minutos de lectura

Esta ha sido la 163 edición y el tercer año consecutivo que la casa de subastas Sotheby’s se encarga del evento, que en esta ocasión contó como padrinos de honor con el actor y productor francés Thierry Lhermitte y el cirujano y presentador de radio Michel Cymes. 

La subasta de vinos de Borgoña de los Hospices de Beuane ha tenido lugar
Créditos: Maison Louis Latour | Instagram

En concreto, las subastas alcanzaron la suma de 23.279.300 euros —excluyendo gastos y la famosa “pieza de la caridad”—, algo por debajo de los cerca de 29 millones de euros del año pasado, aunque también cabe destacar que se presentaron 49 piezas menos que en la anterior edición: un total de 51 cuvées, divididos en 753 lotes, con gran predominancia de vino tinto de Borgoña. Aún con todo, esta edición se ubica en la segunda posición de las mejores ventas en la historia de este evento tan importante a nivel mundial y, en particular, para los grandes vinos de Borgoña.

Al margen de la pieza caritativa, el total recaudado por la subasta se destina anualmente a financiar la mejora de los centros de atención de los Hospices de Beaune, la modernización de las infraestructuras, la conservación de monumentos históricos como el Hôtel-Dieu y su famoso museo. 

La propiedad hospitalaria, fundada en 1443, comprende el histórico Hôtel-Dieu, del siglo XV, así como los centros hospitalarios de Beaune, Arnay-le-Duc, Seurre y Nuits-St-Georges, además de unas 60 hectáreas de viñedo que sirven de gran apoyo financiero. Un viñedo de crucial y simbólica importancia en Borgoña que, por otro lado, está en su tercer y último año de conversión a agricultura ecológica, con el objetivo puesto a que los vinos de la cosecha de 2024 cuenten ya con la certificación oficial.

Una subasta dentro de la subasta: la Pièce du Président

Uno de los momentos más importantes de esta gran subasta anual es las puja por la “pieza caritativa” (La Pièce des Présidents), cuya recaudación se destina cada año recaudar fondos para organizaciones benéficas. 

Detalle de la barrica presidencial de la subasta de los Hospices de Beaune
Créditos: Maison Louis Latour | Instagram

La subasta de este lote tan especial atrae cada año la atención del mundo entero, siendo el momento culminante del acontecimiento y manifiesto de la vocación caritativa de los Hospices de Beaune: una barrica entera (o a veces dos barricas) de un vino excepcional, que no figura en el catálogo de la subasta, se vende à la bougie (a la vela): una tradición que consiste en utilizar dos pequeñas velas cuyo tiempo de combustión (normalmente entre 15 y 30 segundos) representa el tiempo máximo durante el cual se pueden realizar pujas tras un periodo de silencio después de la última puja.

El vino que se subasta en este momento tan único es por lo general un grand cru de un terruño específico, donado por los Hospices de Beaune. El objetivo de esta “subasta dentro de la subasta” es recaudar fondos para una o varias organizaciones benéficas, que se reparten los beneficios entre ellas. 

En particular, este año la protagonista ha sido una barrica excepcional de Mazis-Chambertin Grand Cru presentada en una espléndida barrica de roble, fabricada con la misma madera que se utilizó para reconstruir la aguja de la catedral de Notre-Dame de París

 La subasta de este lote tan especial atrae cada años la atención del mundo entero, siendo el momento culminante del acontecimiento y manifiesto de la vocación caritativa de los Hospices de Beaune.

Aunque la subasta de este año no ha alcanzado el récord de 810.000€ por la pieza caritativa del año pasado —un Louis Latour Corton Grand Cru en una barrica muy especial en homenaje a Louis-Fabrice Latour, fallecido en septiembre de 2022 y figura emblemática del vino de Borgoña—, sigue siendo una suma muy importante que se destinará a dos organizaciones benéficas que defienden la buena salud y el "envejecer bien", la Fondation pour la Recherche Médicale (FRM) y la Initiative de Recherche pour une Longévité en Bonne Santé (IRLB). 

Tal y como recoge el portal especializado The Drinks Business, “los fondos se utilizarán para investigar las patologías relacionadas con la edad y las enfermedades neurodegenerativas y explorar nuevos enfoques encaminados a comprender mejor estas complejas enfermedades e identificar soluciones terapéuticas que puedan retrasar el proceso de envejecimiento y mantener una buena salud en la vejez”.

Una cosecha de menor producción, pero de gran calidad

La cosecha de los vinos de Hospices de Beaune 2023 ha tenido como protagonista el calor, que a pesar de haber sido intenso no ha doblado la frescura ni el equilibrio gracias a una clara apuesta por rendimientos controlados, una vinificación técnicamente impoluta y un calendario de vendimia optimizado. 

En concreto, los vinos blancos se muestran amplios, equilibrados y expresivos, mientras que los tintos son substanciosos, precisos y largos, ofreciendo muestra del gran trabajo del equipo de Ludivine Griveau —directora técnica de la propiedad vinícola de los Hospices de Beaune— y su equipo. Son vinos muy atractivos ya en su juventud pero cuya maduración les llevará a la cima de su potencial.

Visitantes en la bodega de la subasta de vinos de Borgoña de los Hospices de Beaune
Créditos: Maison Louis Latour | Instagram

Orígenes y subasta de vinos de Borgoña de Hospices de Beaune

Los Hospicios de Beaune se fundaron en 1443 en un contexto de pobreza y hambruna. Nicolas Rolin —entonces canciller del duque de Borgoña— y su esposa Guigone de Salins fundaron el Hôtel-Dieu de Beaune para ayudar a las personas enfermas que no tenían recursos ni amparo. 

Además de su extensa historia, lo que distingue a los Hospices de Beaune de los hospitales ordinarios es la existencia de un riquísimo patrimonio privado, pacientemente acumulado a lo largo de los siglos. Se trata del notable Hôtel-Dieu, así como del gran viñedo de unas 60 hectáreas que produce los famosos vinos de los Hospices de Beaune, que desde 1859 se subasta al público en el que se ha convertido en un evento de gran nivel mundial y que forma parte del alma de Borgoña.

Tanto los excelentes vinos de Hospice de Beaune como el magnífico Hôtel-Dieu —que es, de hecho, el antiguo hospital y que estuvo en funcionamiento hasta 1971— son los motores financieros de esta excelsa propiedad, que atrae cada a año a 400.000 visitantes.

Compartir:
0 0 opiniones
Cèlia Rodríguez
Cèlia Rodríguez

Responsable de Comunicación en Insolity. Trabajando en el cada día sorprendente sector del vino y los destilados desde 2008. 

323

Añadir un comentario

¿Qué te ha parecido?
Acepto las condiciones legales política de privacidad