Bodega Tenuta San Guido

94.jpg"alt=""

Tenuta San Guido: el precursor de los supertoscanos con 100 puntos Parker

Rodeada de cipreses, olivos y árboles frutales se encuentran las viñas de Tenuta San Guido. La bodega se convirtió en la más reconocida a nivel mundial cuando, en 1968, empezó a comercializar el vino que la familia venía guardando desde 1948: Sassicaia. Su éxito inesperado le concedió una Denominación de Origen propia para la zona: Sassicaia Bolgheri, coronándose como precursor de los supertoscanos: los grandes vinos italianos que más admiración despiertan entre coleccionistas, inversores y grandes amantes del vino.

Leer más
Filtrar
Filtrar

Tipo arrow

Región arrow

País arrow

Formato arrow

Precio arrow

435,00 € - 645,00 €
Artículos 1 - 8 of 11
Mostrando 1-8 de 11 artículo(s)
Grandes Vinos
RP 91 JR 18
Sassicaia 2010

Sassicaia 2010

Tenuta San Guido
Bolgheri
530,00 €
Ver 8 de 11 productos

EL OFICIO DEL VITICULTOR Y SU FILOSOFÍA

El Marqués Mario Incisa della Rocchetta fue un visionario que revolucionó la viticultura en la Toscana. En la década de 1940, experimentó con la mezcla de uvas Cabernet Sauvignon, Merlot y Sangiovese para crear un vino tinto de alta calidad. También introdujo la poda drástica y el envejecimiento en barrica, técnicas que hoy son comunes en la región. 

Los métodos innovadores de Incisa sentaron las bases de un legado que perdura hasta nuestros días. Su trabajo se inspiró en los vinos de Burdeos, donde estudió agronomía en la Universidad de Pisa y realizó numerosos viajes. Sin embargo, su intuición y previsión fueron un don de la naturaleza. Hoy, Tenuta San Guido cuenta con un equipo técnico de primer nivel, motivado por la misma pasión y que trabaja para mantener el legado de Incisa y producir vinos de la más alta calidad.

Equipo Tenuta San Guido

Más Detalles

Vista aérea de Tenuta San Guido

LA EXCEPCIONALIDAD DE LA EXPERMIENTACIÓN

Tenuta San Guido cuenta con un porfolio excepcional de vinos, que empezaron de un modo casi casual, en medio de la diversión y el gusto por los desafíos cuando, en 1940, Mario Incisa della Roccheta empezó a trabajar en su proyecto vitivinícola —años después él mismo lo llamaría “un simple y vago experimento”—. Hoy, Los tres vinos de Tenuta San Guido son expresiones diferentes de un mismo territorio. Sassicaia, el más emblemático, es un vino de gran complejidad y elegancia. Guidalberto, con más de veinte años de historia, es un vino más equilibrado y accesible. Le Difese, la última incorporación, es un vino bien hecho y agradable, que combina las características de los otros dos vinos con un toque de Sangiovese.

LAS VIÑAS VIEJAS: LA COLUMNA VERTEBRAL DE SASSICAIA

Cada año, los enólogos de Tenuta San Guido trabajan con esmero para lograr el "estilo Sassicaia". El objetivo es producir un vino con mucha acidez y estructura, pero sin pesadez. También se busca pureza de aromas y la capacidad de jugar con las diferencias de cada parcela. Así, el papel de las viñas viejas es fundamental para lograr este objetivo. Las raíces de estas viñas se extienden profundamente en el suelo, absorbiendo los microelementos que le dan al vino su complejidad. Los rendimientos de las viñas viejas son bajos, lo que concentra los sabores y aromas de la uva.

Viña vieja de Tenuta San Guido

Filosofía

Un gran vino es como un vestido de alta costura: brilla y destaca cuando el tejido está bien estructurado. La base de la elegancia puede ser imperceptible en un primer instante, pero claramente visible cuando se entra en contacto con ella a través del resto de sentidos.