Whatsapp

Bodega Louis Roederer

LOUIS ROEDERER: ALMA SOLAR Y ELEGANCIA CRISTALINA DESDE 1776

A veces, la belleza es fruto de la casualidad. Otras, es el resultado de unir los principios necesarios en la medida adecuada. Los champagnes de Louis Roederer nacen del talento, de la paciente confrontación de los elementos, de la ciencia del equilibrio y de una uva resistente y generosa que –arraigada en el suelo de Champagne–, ofrece vinos de alma solar y elegancia cristalina.

Leer más
Artículos 1 - 8 of 38
Mostrando 1-8 de 38 artículo(s)
Ver 8 de 38 productos

UNA DE LAS ÚLTIMAS FAMILIAS DE CHAMPAGNE QUE MANTIENEN SU INDEPENDENCIA

En la construcción de la leyenda Roederer ha sido clave la capacidad visionaria. Un hecho más que evidente a partir de 1833: mientras otros compraban uvas, el heredero de la maison y empresario Louis Roederer acariciaba el viñedo, descifraba el carácter de cada parcela y adquiría metódicamente las mejores vides. Sabía, y estaba en lo cierto, que un gran vino tiene su origen en la tierra.

Su innato talento trazaría el destino excepcional de la casa, inspirando a cada una de las generaciones posteriores para lograr que, hoy, Roederer sea una de las únicas y últimas familias que poseen y gestionan su invaluable patrimonio vinícola de forma independiente.

Más Detalles

INQUEBRANTABLE VOCACIÓN CREATIVA

En la actualidad es Frédéric Rouzaud, séptima generación del linaje, quien dirige los designios de la familia. Así, y siguiendo la misma inquebrantable vocación creativa que sus antecesores, la maison Roederer envía cada año tres millones a todo el mundo, auspiciando momentos de festiva elegancia que nacen del verdadero talento vinícola. Y es que la esencia de un gran champagne emana de la tierra y de un trabajo pormenorizado sobre ella.

LA ORIGINALIDAD DE LA PARCELAS: UN INCALCULABLE VALOR A PRESERVAR

¿Cómo lograr que los vinos den lo mejor de sí de manera natural? Precisión y selección parcelaria son la base sine qua non se pueden alcanzar las cotas de excepcionalidad de las cuvées Roederer. La barrica dotará, luego, del espacio necesario para que aflore todo lo que el vino está dispuesto a revelar: aromas, sabores, temperamentos que los catadores de la maison registran con cuidado. Degustados una y otra vez, comenzarán así un camino para revelar plenamente su personalidad y convertirnos, a través de nuestras copas, en testimonios del valor de tierra y del tiempo que pasa.

Filosofía

La búsqueda de la perfección: esta es la máxima que la maison Louis Roederer ha perseguido a lo largo de su historia. Sus cuvées son obras maestras para disfrutar en nuestra copa.